Definicion de Budismo – Que quiere decir ser budista?

La definición técnica de un proponente del Budismo es: una persona que va por refugio a la Triple Joya desde lo mas profundo de su corazón y asevera los cuatro sellos. El refugio se refiere a donde acudimos cuando tenemos problemas o cuando buscamos una felicidad duradera.

Ordinariamente, búscamos la felicidad en 1) hacer dinero o 2) evitar la pobreza, 3) volverse una persona de gran renombre o fama en nuestra sociedad, 4) evitar ser un don nadie, 5) buscar la aceptación, respeto o cariño de personas especificas, 6) evitar maltrato verbal, 7) la persecución de placer y aventura o 8) el evitar la deprivación sensorial. En estas estrategias, que el Budismo les llama las ocho ocupaciones mundanas, invertimos toda nuestra energía. Lastimosamente, ninguna de estas ocho ocupaciones mundanas es capaz de darnos felicidad duradera ya que su obtención es incierta (no hay ninguna garantía que incluso trabajando arduamente llegue a obtener el dinero, fama, etc. que tanto deseo) y aunque las obtengamos son de naturaleza impermanente, es decir cambian momento a momento y eventualmente se acaban. Ademas ninguna de estas ocupaciones mundanas es una fuente  independiente de felicidad. Por ejemplo, dentro del Budismo no se cree que el dinero es inherentemente malo (como cuando dicen “el dinero corrompe”) ni inherentemente bueno. Si le hace bien o mal a uno depende directamente de como se relaciona uno con el dinero y no del dinero mismo.

Tomar refugio en la triple joya, el Buddha, la Doctrina, y la Comunidad, es desistir la búsqueda de la felicidad en objetos, situaciones y personas externas y cambiar la orientación de nuestra vida a una dirección positiva y segura. Cuando el budista toma refugio en el Buddha, esta reconociendo su propio potencial y capacidad espiritual. Cuando toma refugio en la Doctrina, esta aplicando los consejos del Buddha sobre como dejar de relacionarnos con nuestro entorno y nosotros mismos a través de emociones aflictivas como el enojo, celos, envidia, avaricia, aferramiento, rigidez, etc. y como cultivar una visión equilibrada de la realidad. Tomar refugio en la Comunidad es apoyarse de amigos virtuosos en el camino.

La definición de un proponente del Budismo también incluye que asevera los cuatro sellos. Los cuatro sellos son: 1) todos los fenómenos compuestos son impermanentes, 2) todos las cosas contaminadas son miserables, 3) todos los fenómenos carecen mismidad, y 4) la liberación es paz. Los fenómenos compuestos son todas las cosas como los objetos, situaciones o personas, que dependen de causas y condiciones. Son impermanentes porque se desintegran momento a momento y eventualmente cesan. Como son impermanentes, no me pueden dar una felicidad permanente y duradera. Siempre y cuando me relacione con los objetos, situaciones o personas con la contaminación de las emociones aflictivas, voy a ser miserable. Que todos los fenómenos carecen de mismidad significa que todos los fenómenos están ausentes de ser una persona unitaria, permanente e independiente o de ser un objeto de utilización de una persona unitaria, permanente e independiente.

A veces sentimos que existimos como un ente unitario. Por ejemplo cuando nos critican, sentimos que están criticando la totalidad de nosotros: “El dice que soy así”. Se nos olvida que estamos compuestos de partes y solo están criticando un aspecto de nosotros. Ademas nos deprimimos cuando resaltan nuestros defectos porque creemos que estos defectos siempre han estado allí y siempre estarán allí. Se nos olvida que somos impermanentes y tenemos la posibilidad de cambiar. Creemos que como esa persona que nos critica nos ve, nos ve todo el mundo. Si me dice que le caigo mal, nos deprimimos porque creemos que le caemos mal a todo el mundo. Se nos olvida que no existimos independientemente asi: que como nos ven depende no solo de como existimos sino del humor, experiencias previas, prejuicios, etc. del que nos esta viendo. Al ir reconociendo que estamos ausentes de mismidad, es decir ausentes de unitariedad, independencia y permanencia, vamos deconstruyendo la visión solida y sustancial de nosotros mismos, que es la base nuestras emociones aflictivas que nos llevan a sufrir. Así, la liberación del sufrimiento se alcanza apaciguando las emociones aflictivas. Esto es lo que significa “Liberación es paz.”

Un budista es aquel que va por refugio al Buddha, su Doctrina y su Comunidad y cree en los cuatro sellos: 1) todos los fenómenos compuestos son impermanentes, 2) todos las cosas contaminadas son miserables, 3) todos los fenómenos carecen mismidad, y 4) la liberación es paz.

Written by

Director y maestro residente de Casa Tibet Guatemala.

No Comments Yet.

Leave a Reply

Message