Economia, Globalizacion, Impacto Ambiental y Extremos de Riqueza y Pobreza

Todos los seres de la tierra están actualmente siendo amenazados por disparidad económica, violencia y degradación ambiental. Los sistemas socialistas puros son incapaces de resolver estos problemas porque: 1) las dinámicas sociales y económicas son demasiado complejas para que un gobierno central realistamente pueda entenderlas para tomar todas las decisiones económicas de sus ciudadanos, 2) el quitarle  a sus ciudadanos la capacidad de tomar decisiones económicas crea descontento, y 3) aunque este bien intencionado, no puede obligar a sus ciudadanos a trabajar por el bien común.

Igualmente los sistemas capitalistas puros como el sistema libertario de libre mercado, donde las decisiones económicas están descentralizadas en una red de oferta y demanda, tampoco son capaces de resolver estos problemas porque tienen una falta fundamental: asumen que las elecciones económicas que toman las personas son racionales. Pero las decisiones económicas muchas veces al ser motivadas por el deseo y el miedo son irracionales. Por ejemplo, es común que se creen burbujas por gente con la expectativa del crecimiento ilimitado comprando ambiciosamente acciones, bienes, bonos, etc. a precios irracionalmente altos, y luego estalla la burbuja y, gente por miedo vende a precios irracionalmente bajos y se desploma la economía. En los últimos 12 años ya ocurrió dos veces con repercusiones fuertes en Guatemala. También se asume que el libre mercado es mas justo y democrático  porque la toma de decisiones económicas esta descentralizada en la oferta y la demanda. Pero en realidad los únicos que tienen la capacidad de ejercer una influencia y participar en la demanda son los que tienen poder adquisitivo. Por ejemplo, si hay un 20% de la población con una fuerte capacidad de pago, los recursos de la sociedad se desvían hacia producir para ellos artículos de lujo (porque allí es donde hay mas ganancia) aunque el otro 80% población se este muriendo del hambre.

Según la Economía Budista, que no propone un sistema económico diferente sino una estrategia que puede ser aplicado en cualquier contexto económico, si aspiramos a un autentico bienestar social sostenible necesitamos examinar la psicología de la mente humana, y las ansiedades, aspiraciones, y emociones que dirigen la actividad económica y abordar la economía con un trasfondo ético, racional y ecológico.

Como sociedad, una pregunta importante que nos debemos hacer es que si el tener una actitud consumista materialista de querer cada vez mas realmente nos lleva a un autentico bienestar. Este tipo de actitudes solo nos encierran en circulo sin fin de inseguridad, insatisfacción y avaricia. Como bien lo dijo Gandhi: “La madre tierra bien puede proveer suficiente para satisfacer las necesidades de todas los seres viviendo en ella, pero nunca podrá satisfacer la avaricia de ni siquiera una persona.”

  1. Según la economía occidental, es mejor cuando las personas necesitan mas, porque entonces compran mas y así activan la economía, que lleva a mayor productividad que se traduce en mayor bienestar. Por supuesto que es necesario tener satisfechas las necesidades básicas de ropa, comida, vivienda, salud y educación, pero mas allá de eso según la economía budista, no es mas feliz el que mas tiene, sino el que menos necesita.
  2. La economía occidental buscan maximizar ganancias saturando el mercado asumiendo una capacidad de producción ilimitada. Según la economía budista este tipo de actitud nos lleva a abusar de otros y de nuestro medio ambiente. Para una sostenibilidad a largo plazo lo que debemos buscar es minimizar el sufrimiento y la violencia a otros y al medio ambiente.
  3. Según la economía occidental, las comunidades deben participar en la globalización, así dependiendo de afuera a través de la importación y exportación. La economía budista cree en la localización: que a través de la auto-suficiencia política y económica, las comunidades locales pueden conservar mejor sus recursos naturales, su cultura, su sabiduría, sus valores y gozar de un mayor bienestar.
  4. Según los ideales libertarios lo que mueve el mercado es que cada persona trabaja por su propio interés; así la individualidad es exaltada. En la economía budista, la fortaleza interna se cultiva antes, y luego el amor y la compasión hacia otros. Uno no trabaja “para salir adelante” sino para disfrutar trabajar en armonía para satisfacer sus necesidades básicas, con otros. Una vida simple puede ser satisfactoria sin ser explotadora. Así la generosidad es exaltada.
  5. Según la economía occidental la meta a nivel nacional es aumentar el Producto Nacional Bruto. Según la economía budista, la meta a nivel nacional debería de ser aumentar la Felicidad Nacional Bruta. Los países mas ricos no son los países mas felices.

Written by

Director y maestro residente de Casa Tibet Guatemala.

No Comments Yet.

Leave a Reply

Message