Reflexiones sobre la la Cultura Tibetana y la Espiritualidad Maya

Hay paralelismos interesantes entre la cultura tibetana y la cultura maya. A nivel religioso, el Budismo Tibetano y la Espiritualidad Maya son ambas religiones humanistas, en oposicion a las religiones Abrahamanicas que son religiones teistas. El punto de partida de ambas tradiciones es lo practico y cotidiano de la experiencia humana y su relación con el entorno. Pero hay una relación mas interesante y profunda entre las dos culturas a nivel popular o folklorico que tiene que ver con la estructura de su lenguaje y la cosmovisión que de alli se deriva.

Podemos clasificar las lenguajes en dos grandes familias: los lenguajes nominativos-acusativos y los lenguajes absolutivos-ergativos. La mayoria de idiomas del mundo son acusativo. Los lenguajes ergativos solo sobreviven en pequeños bolsillos culturales: el unico lenguaje ergativo que queda en Europa es el lenguaje Basco o Euskera, luego estan algunos dialectos aborigenes australianos, algunos dialectos de los indios norte-americanos, las lenguas derivadas del lenguaje Maya y el lenguaje Tibetano. Aquí se encuentra el vinculo tan interesante entre la cultura Maya y Tibetana que quiero compartir.

La definicion es un tanto tecnica: en un lenguaje acusativo se usa un mismo marcador para el sujeto de un verbo transitivo e intransitivo. En un lenguaje ergativo se utiliza el marcador del complemento directo del verbo transitivo para marcar el sujeto del verbo intransitivo. Esto parece muy abstracto e irrelevante para la mayoria de las personas pero la estructura del lenguaje tiene un impacto cultural muy fuerte. El lenguaje no solo es utilizado para expresarnos acerca del mundo, tambien es utilizado para concebir y conceptualizar el mundo. La estructura del lenguaje esta intimamente relacionado con la forma que organizamos y categorizamos nuestras ideas para entender el mundo.

Voy a dar un ejemplo muy simple. En los lenguajes acusativos se utilizan verbos intransitivos para describir el clima. Por ejemplo “llueve” o “la lluvia cae”. En los lenguajes ergativos se utilizan verbos transitivos para describir el clima, es decir, la lluvia se manda. En las culturas de lenguajes ergativos, hay agentes (como deidades locales, antropomorfizacion de los elementos, o creaturas que nosotros describiriamos como mitologicas) que están participando activamente en la producción del clima. Por lo que una parte importante de su religión especialmente en areas rurales, y esto es muy palpable en la cultura Tibetana y la cultura Maya, es sobre entablar un constante dialogo o negociacion con la deidades que moran en la naturaleza (en los arboles, animales, montañas, rios, lagos, etc.) para propiciar fertilidad y una buena cosecha. Por ejemplo en Bhutan, cuando hay epocas de sequia, se comisionan rituales para propiciar a las Nagas, seres serpentinos que viven en el cielo, debajo de la tierra y en el agua que mandan la lluvia. Cuando llueve demasiado y hay amenaza de que los cultivos se vayan a podrir, se comisionan rituales para propiciar a las Garudas, seres parecidos a las aguilas, para que se coman las Nagas y deje de llover.

La relacion que las culturas de idiomas ergativos establecen con la naturaleza es una de buscar la armonia y la convivencia. A la naturaleza se le respeta. La vision es biocentrica: el ser humano es un participante mas. Se reconoce que hay un balance delicado entre la sociedad humana y los reinos con los que la sociedad humana colinda (no solo el reino animal, sino tambien otro tipos de seres). La prosperidad en estos reinos colindantes se manifiesta como prosperidad en el reino humano, pero el dañar estos reinos colindantes a través de abusar o violentar las montañas, rios, etc. a su vez de manifiesta destructivamente en la sociedad humana.

La relacion entre las culturas de idiomas acusativos, como el español, con la naturaleza es muy diferente. La vision es antropocentrica. Estas culturas tratan de conquistar, domar, amaestrar, dominar, y controlar la naturaleza. Por ejemplo el tibetano percibe la montaña como algo sagrado y la circumambula devocionalmente. El participante de la cultura acusativas llega a la misma montaña y la quiere “conquistar” escalandola. La forma en la que los participantes de las culturas acusativas quieren relacionarse con los animales es retandolos en un coliseo en una lucha de mano a mano, o al menos en un circo mostrando la supremacia del domador que controla a la bestia salvaje. Quiere tomar un animal como el jaguar y encerrarlo en una jaula en un zoologico para que pueda treparse a su arbol de cemento y lo podamos ver mientras comemos poporopos. El participante de una cultura ergativa reconoce que la verdadera majestuosidad del jaguar solo se manifiesta cuando esta libre en su propio habitat. Acaso no es mas sana la relación que tienen con la naturaleza estas culturas ergativas como la tibetana y maya?

Estas culturas son tesoros de nuestra herencia de la humanidad y lastimosamente están en vías de extinción, porque las culturas acusativas históricamente las han sistematicamente aniquilado, asfixiado, o convertido en nombre de la religión, la globalización o la democracia. No solo podemos aprender mucho de ellas ahora, sino debemos hacer todo lo que esta en nuestras manos para preservarlas.

Written by

Director y maestro residente de Casa Tibet Guatemala.

2 Comments to “Reflexiones sobre la la Cultura Tibetana y la Espiritualidad Maya”

  1. Branly López says:

    Un fraterno saludo. Quisiera por favor me enviasen información cuando tengan cursos o talleres relacionados a los paralelismo de la cultura Tibetana y la espiritualidad Maya. Abrazo la espiritualidad maya pero también me intereso mucho por el Budismo Tibetano. Gracias.

  2. Maria Tereza de Oliveira says:

    Por favor cuando tengas talleres o cursos relacionados a los paralelismo de la Cultura Tibetana y la espiritualidad Maya, por favor me avisen.
    Gracias

Leave a Reply

Message